Complejo de edificios escolares en estándar de casa pasiva con la ayuda del ThermoPin

El fabricante sueco de elementos prefabricados de hormigón Torps Byggelement AB recibió el encargo de producir elementos prefabricados para un complejo de edificios escolares ("Paradisschule" en Älmhult, Suecia). Este proyecto debía cumplir el estándar de casa pasiva. Tras una larga investigación, descubrieron nuestro ThermoPin y se dieron cuenta de que era el producto adecuado para su proyecto.

El nuevo edificio escolar está diseñado para las clases 1 - 6 o para 800 alumnos. La superficie del edificio es de aproximadamente 8.500 m² de superficie, más un pabellón deportivo de más de 3.000 m². Dado que el complejo de edificios debía cumplir la norma pasiva, era enormemente importante que la envoltura del edificio fuera lo más eficiente posible desde el punto de vista térmico, sin tener que comprometer la arquitectura tan atractiva en este contexto. En la búsqueda de métodos y productos de construcción eficientes, Torps Byggelement AB descubrió el ThermoPin® de BT innovation.

Este anclaje compuesto de plástico reforzado con fibra de vidrio (PRFV), resistente a la conducción del calor, conecta la estructura portante, a través de la capa de aislamiento, con la fachada de forma estática y energéticamente muy eficiente. En otras palabras, con la ayuda del ThermoPin, la estructura de soporte puede desacoplarse térmicamente de la fachada casi por completo. En comparación con los sistemas convencionales de conexión de acero inoxidable, el uso del ThermoPin como anclaje de PRFV puede lograr una reducción del coeficiente de conductividad térmica o pérdida de calor del revestimiento del edificio de aproximadamente un 6,7%.

Además de la mejora energética, el director general de Torps Byggelement AB, Henrik Engström, y el director de producción, Morgan Karlsson, destacaron que la instalación del ThermoPin fue en todos los aspectos mucho más sencilla que la de los sistemas de anclaje tradicionales. Por ejemplo, hubo que cortar mucho menos aislamiento, lo que también supuso menos residuos. La instalación del ThermoPin tampoco requiere maquinaria ni herramientas. En total, Torps Byggelemet AB descubrió que al simplificar y acelerar la instalación para la producción de un elemento de tamaño medio (aprox. 20 m²), ahorraron 30 minutos en la producción. Con un tiempo total de producción de un elemento de aproximadamente 20 horas de trabajo (2,5 empleados x 8h), el ahorro de tiempo de trabajo es por tanto del 2,5%.

Gracias a la experiencia positiva, Torps Byggelement AB ha utilizado el ThermoPin para dos proyectos posteriores y sigue estando muy satisfecho con el resultado.